Venta de Franquicias

DEFINICIONES A TENER EN CUENTA

  • Red o Cadena
    Conjunto de establecimientos que pertenecen a una misma franquicia.
  • Contrato
    Totalmente necesario. Deberá definir siempre por escrito el objeto del mismo, así como los derechos y obligaciones de las partes, y quedarán bien determinados, tanto la finalización del mismo como las posibles causas de ruptura anticipada.
  • Cuotas de entrada y royalties
    El franquiciado tiene que aportar una determinada cantidad económica en concepto del denominado “canon de entrada”, que a su vez viene dado por la importancia, nombre e imagen del franquiciante. En nuestro caso el canon es la compra de un stock inicial de productos al 50 % de su valor de venta.
    Posteriormente, deberá abonarse en concepto de royalties o canon de funcionamiento un porcentaje sobre las ventas realizadas.
  • Local
    Lugar físico donde va a realizarse la actividad comercial por el franquiciado. Un porcentaje elevado del éxito de una franquicia está determinado por la ubicación del local.
  • Manual de Franquicia
    Denominado popularmente “la Biblia”, recoge, siempre por escrito, los testimonios, documentos y experiencias que han servido al franquiciante para conseguir el éxito en sus establecimientos piloto. Su entrega se realiza en el momento de su adhesión a la cadena y contiene el saber-hacer del franquiciante así como su puesta en marcha.
  • Package
    Junto con el saber-hacer o know-how (conjunto de técnicas comerciales y marketing), el package incluye los elementos externos de la marca (logotipos, anagrama, nombre comercial, colores corporativos, envases, etc.).
  • Know-How
    Término anglosajón que designa el concepto de conocimientos teóricos y prácticos o “saber-hacer” del franquiciante que pretende transmitir con éxito al franquiciado.

Nos encontramos con uno de los sistemas comerciales más prometedores del siglo XXI, capaz de afrontar con éxito el reto planteado por la distribución actual. Los estudios que se han realizado arrojan los siguientes resultados: el 70 % de los comerciantes que inician su negocio de forma individual cierran al cabo de un año; mientras que los que lo hacen bajo contrato de franquicia, sólo fracasan en un 10 % en el mismo período. En un plazo de cinco años estas cifras suponen un 95 % para los independientes y un 20 % para los franquiciados.